¿Hay riesgos para el PSOE si pacta con Podemos?

El PSOE depende de Podemos para gobernar Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares o Castilla-La Mancha. Las plataformas ligadas a la formación de Pablo Iglesias necesitan el respaldo de los socialistas para hacerse con las alcaldías de Madrid, Zaragoza, Sevilla o Cádiz. ¿Pero cuáles son los riesgos para Pedro Sánchez de pactar con Iglesias?

Sánchez hablando de Iglesias en Al Rojo Vivo.
Sánchez hablando de Iglesias en Al Rojo Vivo.

El Comité Federal del PSOE acordó la semana pasada que en aquellos municipios y comunidades donde los socialistas sean primera fuerza de la izquierda, se podrán entablar pactos de investidura o de coalición con Podemos y otras formaciones siempre que sean “coherentes”, estén basados en políticas de progreso y favorezcan la estabilidad.

La resolución política aprobada por el máximo órgano del partido también estableció que donde el PSOE tenga un menor peso que Podemos, la voluntad será “la de no formar parte de esos gobiernos”, postura similar a la adoptada por la formación de Pablo Iglesias.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ya han mantenido su primer encuentro. Cenaron juntos esta semana. No obstante, algunos barones territoriales con más peso en el PSOE, como la andaluza, Susana Díaz, el asturiano, Javier Fernández, y el extremeño, Guillermo Fernández Vara, a los que se ha sumado el diputado Eduardo Madina, han avisado de los peligros que entraña pactar con Podemos, por lo que han pedido prudencia a la hora de cerrar estos acuerdos. ¿Pero cuáles son exactamente esos riesgos para los socialistas de llegar a pactos con Podemos?

Intensa movilización del electorado del PP

Una de las primeras consecuencias de esas alianzas es una intensa movilización del electorado a favor del Partido Popular. Si PSOE y Podemos alcanzan acuerdos a todos los niveles para impedir cualquier Gobierno del PP lanzarán el mensaje a la opinión pública de que se trata de dos fuerzas políticas que no son de fiar. Dos partidos de izquierda capaces de cualquier cosa por hacerse con el poder. Esos pactos pueden contaminar a los socialistas y a los miembros del partido de Pablo Iglesias y provocar a su vez rechazo en sus propios electorados.

A partir de ese momento, y con vistas a las generales de finales de 2015, el Partido Popular podrá presentarse ante los electores como el único partido serio, fiable, consecuente y moderado. Eso puede provocar un incremento de la intención de voto que favorezca al PP en las generales, después de perder más de dos millones de apoyos en los comicios del 24-M.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son lo mismo

Sin embargo, en algunos territorios como Madrid, Castilla-La Mancha o la Comunidad Valenciana, el PP ha perdido la mayoría absoluta. Se vislumbra, por tanto, una oportunidad para el PSOE de recuperar el poder dos décadas después de haberlo perdido mediante gobiernos de coalición o la firma de pactos puntuales con Podemos.

Pero esas negociaciones no serán cuestión de días. Se abrirá un proceso de conversaciones que se prolongará durante semanas hasta alcanzar el pacto, lo que hará que los ciudadanos lo tengan más reciente de cara a las elecciones generales.

El Partido Popular contará, por tanto, con más de cuatro meses por delante para recordar que votar al PSOE o a Podemos da igual porque al final pactan para quedarse ellos con los gobiernos.

Los socialistas corren el riesgo de que esa idea sea repetida hasta la saciedad por el PP durante la campaña de las generales. Un proceso electoral en el que se hablará mucho de los pactos post-electorales surgidos tras el 24-M y en el que, para entonces, tanto el PSOE como Podemos habrán quedado retratados. Rajoy y su equipo podrán insistir para movilizar a los suyos en el mensaje de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son lo mismo.

 

El PSOE fortalece a Podemos

Como decimos, desde que Pedro Sánchez anunció a sus barones que tenían vía libre para pactar con Podemos, ex dirigentes del PSOE han mostrado, en privado, su preocupación por esa decisión. Consideran que “entregarse en brazos” del partido de Pablo Iglesias solo puede desgastar a los socialistas... y favorecer los intereses de la formación morada.

En ese sentido, la vieja guardia del PSOE opina que, en los próximos meses, el PSOE tendrá que lidiar, en las comunidades autónomas, con un socio en constante crecimiento y que, además, no va a poner las cosas fáciles a los presidentes socialistas: “Más que ayudarnos, nos pondrán piedras en el camino”.

Esa estrategia de Podemos servirá para que el PSOE pierda fuelle en los próximos meses, en beneficio de la candidatura de Pablo Iglesias a La Moncloa: “Ellos lo tienen fácil. Nos permitirán gobernar sin implicarse y criticando cualquier cosa que hagamos, lo que les dará más votos para las generales”.

Además, el optimismo de Pedro Sánchez tras los resultados del 24-M, y su decisión de apoyar las candidaturas de unidad popular en las grandes ciudades también beneficia a Pablo Iglesias: “Nuestro secretario general dijo que somos la primera fuerza de izquierda... pero en Madrid, Barcelona, Valencia o La Coruña estamos por detrás de las listas impulsadas por Podemos... y a las que encima vamos a apoyar”.

Algunos dirigentes socialistas reconocen ya que la fuerza de Podemos en las grandes ciudades es la gran amenaza del PSOE para las generales, y sentencian: “Si ahí no remontamos, y encima facilitamos los gobiernos de las listas afines a Podemos, estaremos abriendo las puertas de La Moncloa a Pablo Iglesias”.

Convierte a Podemos en la única alternativa

Este mismo análisis que hacen altos cargos del PSOE, críticos con los pactos con Podemos, lo realizan también en la Ejecutiva del PP. En Génova 13 aseguran que los socialistas, con la estrategia de Sánchez, están convirtiendo a Podemos en la única alternativa al Partido Popular para formar Gobierno.

En esa línea, recuerdan que el PSOE es segunda fuerza política en las capitales de provincia, muy decisivas en unas elecciones generales, y que Podemos, en ese mismo terreno, “está prácticamente empatado con nosotros”.

De esa forma, aseguran en el PP, “si nosotros no remontamos, Podemos tiene opciones reales de gobernar si el PSOE no le para los pies y le sigue dando alas”.

Video del día

Feijóo asegura que PSC, Junts y ERC son “el tripartido
de facto que gobierna en Cataluña”